El Portal Latinoamericano de la Aventura y el Turismo

Suscribite
 
Elegí
Aventurarse
como página
de inicio

Agregá
Aventurarse
a tus favoritos

Recomendanos
a un amigo


Expedición Cordillera Darwin 2000, parte I

Luis Turi- Experto Aventurarse
Carolina Etchegoyen
- Aventurera


La Cordillera Darwin, es un cordón montañoso cubierto de un campo de hielo, que se ubica al sudoeste de la isla de Tierra del Fuego, íntegramente en Chile. Se extiende desde el monte Sarmiento (al oeste, frente a Punta Arenas), hasta el monte Bove (al este, cerca de Ushuaia). Esta cordillera se distingue por la particularidad de su glaciación, formada por glaciares templados, que adquieren dimensiones desconocidas en otras zonas montañosas, excepto en las regiones polares. Se la considera una continuación de la Cordillera de los Andes, que se ve interrumpida por el Estrecho de Magallanes, y recobra su masa y altura (de 2.000 a 2.400 m.s.n.m) en la Isla Grande de Tierra del Fuego, con un complejo grupo de montañas, cubiertas por un manto de nieve y hielo que abarca 140 Kilómetros, desde el monte Sarmiento, en el canal Magdalena, hasta el monte Bove, en el canal Beagle.

El sector que es objetivo de nuestra exploración, es el área de Bahía Yendegaia, donde se encuentra la estancia homónima. Sus cumbres más notables son los montes Bove y Roncagli. El monte Bove, lleva su nombre en honor al teniente de la marina Italiana Santiago Bove, quien en 1881 condujo una expedición científica a la Tierra del Fuego, en la que se intentó por primera vez escalar en la cordillera fueguina, en el monte Sarmiento.

El monte Bove, con sus 2300 metros, es visible desde la ciudad de Ushuaia en días despejados, y su forma de cúpula de hielo atrapa las miradas de los andinistas de la región.

El Monte Roncagli, se encuentra en las proximidades del monte Bove, hacia el norte. Fue nombrado de esta forma por el padre De Agostini, en 1913, y su primera y única ascensión data de 1990, por un equipo escocés, que ascendió a la cumbre norte.

Nuestra expedición tuvo como objetivo explorar la región del valle de Yendegaia e intentar alguna de sus cumbres. El lugar, tan alejado de la civilización y con una virginidad insospechada en estos tiempos en los que la tecnología hace posible casi todo, posee una magia muy particular que atrapó nuestras miradas desde que tuvimos la oportunidad de ver esas montañas por primera vez.

Escaladas y exploraciones en el área de Yendegaia

No hay muchos antecedentes de escaldas y exploraciones en el área de Yendegaia. Seguramente, los lugareños deben de haber recorrido muchos sitios de los que no se tienen registro y que quizá caerán en el olvido. Los registros andinísticos en la zona de bahía Yendegaia, conocidos hasta el presente, son los siguientes:

  • 1970/71. Opera en la región una expedición neocelandesa (Nick Banks, Peter Radcliffe, Michael Andrews, Neville Bennets, Murray Taylor, Peter Janes, Dick Heffernan), que desembarca en Bahía Parry, y desde allí realiza varias exploraciones y ascensiones, entre ellas al monte Darwin. Los alcanzaron la estancia desde Bahía Blanca (seno Almirantazgo), por el valle Lapataia.
  • 1976. Opera en la zona de Yendegaia una expedición sudafricana, que probablemente haya realizado la primera ascensión del monte Gemini.
  • 1979. Una expedición Inglesa, compuesta por John Earle, Dave Harbor, Don Sargeant y Jain Peters, explora la zona de los glaciares Stoppani y Darmoor, y logra las cumbres de los cerros Caledonia, Gemini, Cóndor y Centinell. También explora el Col Valentines, que conduce al Glaciar Cuevas.
  • 1988. Un equipo escocés, compuesto por David Hillebrandt y Iain Peters, viaja a la estancia con el objetivo de ascender al monte Roncagli. No logra la cumbre, pero realiza la primera ascensión al cerro Ohi, vía Cara Sur, la primera ascensión al pico Aus, y el ascenso al cerro Cóndor.
  • 1990. Retorna el equipo Escocés, esta vez compuesto por David Hillebrandt, Julian Mathias y John Mothersele, y logra ascender a la Cumbre Norte del monte Roncagli (arista), la cual califica de TD, 1500 mts. Luego del monte Roncagli ascienden a un pico virgen, ubicado al este del glaciar Stoppani, al cual bautizan pico País de Gales.
  • 1991. El equipo de la Televisión Española, al Filo de lo Imposible, realiza la segunda ascensión del monte Bove, por el Glaciar Chico. Lo integran José Carlos Tamayo (España), Sebastián De La Cruz (Argentina) y Toñin (España). La primera ascensión a este cerro es de Eric Shipton, John Earle, Peter Bruchausen y Claudio Cortez, vía Glaciar Holanda, en 1963.
  • 1991/92. Un equipo norteamericano opera en la zona de Yendegaia, pero se desconocen detalles.
  • Junio de 2000. Luis Turi y Carolina Etchegoyen, del Club Andino Ushuaia exploran al zona del Glaciar Bove, Darmoor y Stoppani. Realizan la segunda Ascensión al monte Caledonia y la primera al cerro Ana, al que bautizan.

Transporte

Para acceder al sector de Estancia Yendegaia, desde Ushuaia, que es nuestro lugar de residencia, es necesario trasladarse hasta Puerto Williams, donde se realiza la entrada a Chile. No hay un transporte regular entre las dos ciudades, por lo que es necesario realizar el viaje en un barco charter. En el caso de esta expedición, nos llevó Hugo Deliniers, un amigo con muy buena onda, que se ofreció a llevarnos en su velero, el If. Es un viaje que dura unas seis horas, y casi siempre con viento a favor. El retorno de Puerto. Williams a Ushuaia es un problema también. Nosotros tuvimos la suerte de contar con el apoyo de otros amigos franceses, Clodet y Gerard, que con su barco HIVA OA nos esperaron, para llevarnos a Ushuaia.

De Puerto Williams a la estancia, es posible realizar el viaje en la barcaza Crux Australis, un barco de carga y pasajeros que realiza el viaje Puerto Williams-Punta Arenas cada siete días, y se detiene en las estancia, sobre el Canal Beagle, a pedido de los pasajeros. En esta oportunidad fuimos hasta la estancia en el Santa María, velero de Wolf Kloss, quien reside en Puerto Williams.

Puerto Williams es el pueblo más austral del mundo. Se encuentra a unos 50 kilómetros al este de Ushuaia, sobre la margen sur del Canal de Beagle. Es un pequeño pueblo de menos de 3.000 habitantes, y su población está constituida principalmente por marinos militares, ya que hay allí una base de la Armada de Chile.

En Puerto Williams es donde realizamos la entrada a Chile (migraciones y aduana) y nos presentamos a las autoridades correspondientes, de acuerdo a lo especificado en el permiso de la DIFROL, para la expedición. Una vez completados estos requerimientos y acordado con las autoridades todo lo relativo a las comunicaciones ante una eventual emergencia, ya estábamos listos para partir hacia la montaña.

El viaje a la Estancia Yendegaia

La estancia Yendegaia se encuentra en la Caleta Ferrari, sobre la bahía Yendegaia, de la cual toma su nombre. La misma se encuentra inmediatamente al oeste de Bahía Lapataia y posee una orientación general sudeste-noroeste. La bahía reúne todas las características de un fiordo, posee aguas profundas y costas de roca acantiladas en casi toda su extensión. El valle de Yendegaia, donde antaño se realizaba la cría de animales, es un valle típicamente glacial, muy amplio, con el fondo plano, cubierto de pastizales y el río Yendegaia que serpentea en su fondo de un lado a otro, depositando sedimentos.

La parte del valle más cercana al mar se inunda los días de marea extraordinaria, y la parte del valle más cercana al glaciar todavía no ha sido colonizada por el bosque y se constituye en una amplia llanura de cantos rodados. El sector intermedio entre los cantos rodados y el pastizal posee gran cantidad de castoreras y el fondo del valle todavía se encuentra ocupado por el glaciar que le dio forma a este valle, el Glaciar Stoppani.

El Stoppani es una lengua de hielo que baja desde el circo del valle y se nutre de otros numerosos glaciares como el Dartmoor, Armada de Chile y otros que no poseen nombre. Este lugar se constituye en el extremo oriental del campo de hielo de la Cordillera Darwin.

La estancia fue fundada por la familia Serka. Ellos realizaron primeramente la cría de ganado ovino en lo que fue, seguramente, la época de oro de la estancia, según lo muestra la infraestructura abandonada y semidestruida que se encuentra en el lugar.

El viaje de ida a la estancia lo realizamos en el Santa María, el velero de Wolf Kloss, un amigo que vive en Puerto Williams. Con él, pasamos los primeros días en la estancia y recorrimos el valle del río Niemeyer. El viaje en velero fue a motor, ya que había una brisa del sudoeste. Duró desde las 8:00 hasta las 15:00, cuando fondeamos en caleta Ferrari.

El retorno lo hicimos en la barcaza Patagonia, de Broom. La misma pasó por la estancia a las 6:00 y la esperamos en el embarcadero de Yendegaia. Allí, embarcamos con nuestro equipo sin novedad y, al mediodía, amarramos en Puerto Williams.

Campo Base: Casa Gringo

El campamento base en el frente del glaciar Stoppani, lo montamos con la colaboración de Oscar, que nos trasladó con sus caballos hasta un sitio donde comienzan las castoreras. Debido a la cantidad de hielo que había en el lugar, los caballos no pudieron ir más allá, y todo el resto de la carga debió ser traslada sobre los hombros. En las castoreras dejamos un deposito de comida para 15 días y, con el equipo del campamento, nos dirigimos hacia Casa Gringo, campamento base en el frente del glaciar Stoppani.

Al otro día, descendimos hasta la boca del río Niemeyer en busca del equipo de escalda que habíamos dejado allí. Luego recogimos la comida del otro depósito y todo fue trasladado al Campamento Base, que quedó aprovisionado para unos 17 días.

Todo el terreno estaba muy congelado y era posible caminar sobre los ríos y las lagunas con seguridad. De no haber sido por tal factor de frío, probablemente el recorrido que realizamos no hubiese sido posible, debido a todas las lagunas y turba que hay en la zona. Desde allí emprendimos las exploraciones al día siguiente.

Tiempos:

  • Yendegaia - Casa Gringo: 5 horas.
  • Casa Gringo - Río Niemeyer - Depósito comida - Casa Gringo: 5 horas.

Exploración Glaciar Dartmoor

El 19 de junio fue un día de sol y con mucho frío. Emprendemos ese día la marcha, para recorrer la zona del valle del monte Roncagli. Siguiendo senderos de guanacos, llegamos a las morrenas que bloquean la aguas del Lago Guanaco. Todo estaba muy congelado y era posible caminar sobre los ríos y lagunas con seguridad. Teníamos una vista completa y espectacular del monte Roncagli. Es una montaña formidable, con mucha dificultad técnica. La arista norte, que fue recorrida por el equipo de D. Hillebrandt, es la que a simple vista se ve como la más fácil de todas las vías posibles. El glaciar Dartmoor nos sorprendió por su tamaño y por su largo ventisquero, cubierto de rocas.

El camino hacia Fox Glade (campamento utilizado por la expedición escocesa), parecía muy tortuoso, así que decidimos explorar la margen norte del glaciar, sobre la falda del cerro Centinel. Encontramos allí un sendero de guanacos sobre la cresta de la morrena, que conducía a un pequeño lago, que llamamos Lago de los Zorros. Es un camino practicable, aún con mochilas pesadas, que hace posible el acceso a los cerros del fondo del valle (Gemini, Caledonia y otros vírgenes).

Exploración Cerro Ana

Día 20 de junio. Decidimos ascender un cerro ubicado al sur del cerro Cóndor, con la idea de conocer la geografía del monte Bove. Salimos, como retornando a la estancia por unos minutos, hasta pasar un pequeño cañadón muy encajonado, por donde baja el río de la laguna sin nombre. Encontramos un sendero de vacas que subía a la izquierda de un chorrillo muy pronunciado, a unos 50 metros a la izquierda de una castorera de más o menos un metro de alto y unos veinte de ancho. El sendero conducía a la parte alta del morro por la pared. Luego se hacía necesario subir unos metros de bosque relativamente limpio y, una vez fuera de la vegetación, directo a la cumbre.

Arriba nos encontramos frente al monte Bove, con el glaciar Bove debajo nuestro (al oeste), la laguna y el cerro Cóndor a la derecha (norte) y el valle Niemeyer a la izquierda (sur). Es un punto muy lindo por la panorámica y muy bueno para estudiar las posibilidades del Bove.

Al monte Bove se lo ve, desde allí, con mucha pendiente, un pilar de granito con un glaciar encima por el cual caen seracs y una pared ubicada al norte del pilar con un glaciar inmenso y que culmina en una cresta de hongos de hielo o nieve.

La ruta de los españoles se encuentra sobre el sur, en el glaciar chico, al que apenas se lo ve de perfil y que presentaría una dificultad inferior. Retornamos al Campamento Base por la misma ruta de ascenso.

Exploración Glaciar Stoppani

Hicimos dos incursiones en el glaciar Stoppani. En la primera ingresamos al hielo en una zona muy cercana al frente del glaciar y descubrimos que la zona está en derretimiento y hay lagunas congeladas entre los témpanos. Hay mucho agua debajo del hielo, que en algunos lugares es muy fino. Esto lo torna muy inseguro. Hicimos un segundo intento de llegar al fondo del glaciar Stoppani, esta vez ingresando a la altura del Glaciar Dartmoor. Allí, el glaciar es muy sólido. Subimos a la morrena central y nos dirigimos hacia el norte. A la altura del Glaciar Armada de Chile, nos topamos con un campo de grietas que hacía imposible el paso hacia el norte. Debimos retornar al Campamento Base.

Luego, realizamos otro intento explorando la margen Oeste del glaciar, sobre el cerro Centinel, pero debido al hielo presente en la pared, no encontramos una bajada factible al Glaciar Armada de Chile. Debimos, entonces, renunciar a los cerros ubicados en el circo del Stoppani y poner nuestra atención en los cerros del Glaciar Dartmoor.

Continuará...

 

 



Copyright 2000 - 2007 Aventurarse.com

info@aventurarse.com




Carreras de Aventura por país