El Portal Latinoamericano de la Aventura y el Turismo

Suscribite
 
Elegí
Aventurarse
como página
de inicio

Agregá
Aventurarse
a tus favoritos

Recomendanos
a un amigo



Argentina
Parque Nacional Nahuel Huapi


El Parque Nacional Nahuel Huapi es la reserva natural más antigua y a la vez más visitada de la Argentina. Está ubicado en el noroeste de la región patagónica, junto a la Cordillera de los Andes, y comprende parte de las provincias argentinas de Río Negro y Neuquén. En sus 710.000 hectáreas protege lugares de increíble belleza, como las costas del enorme lago Nahuel Huapi, el imponente cerro Tronador, de 3478 metros, o el cerro Catedral, meca de los esquiadores. El Parque Nacional Nahuel Huapi es un paraíso natural, y a la vez un lugar perfecto para todos los deportes que se realicen en la naturaleza y con bajo impacto ambiental. Bienvenidos.

Punto de partida

El punto de partida indiscutible para acceder al parque es la ciudad de San Carlos de Bariloche, desde hace décadas la capital turística de la Patagonia argentina. Se trata de una hermosa ciudad, que se alza en las orillas del lago Nahuel Huapi, de espaldas a la precordillera. Fue fundada en 1902 por colonos alemanes y austriacos, y desde entonces no ha perdido su característica arquitectura alpina, con construcciones de madera y piedra y techos a dos aguas. Hoy, con ochenta mil habitantes, Bariloche cuenta con una excelente infraestructura turística, que va desde hoteles de cinco estrellas, aeropuerto y centros internacionales de esquí hasta campings y una oficina de turismo con mucha información.

La aventura

El Parque Nacional Nahuel Huapi comprende el sudoeste de la provincia de Neuquén (Departamento Los Lagos) y extremo oeste de Río Negro (Departamento Bariloche). Limita al norte con el Parque Nacional Lanín, e incluye al Parque Nacional Los Arrayanes; de esta manera se conforma una gran área protegida de bosques y lagos.

Según su vegetación, el Parque Nahuel Huapi se divide en tres áreas: zona altoandina, estepa patagónica y el bosque subantártico más austral del mundo. El clima pasa del frío riguroso durante las nevadas invernales, que puede alcanzar los quince grados bajo cero, al agradable calor del verano, con días templados cercanos a los 25 grados y noches más frescas, que se vuelven frías en la alta montaña. El Parque guarda numerosos sitios arqueológicos e hitos históricos, testimonio de un pasado cultural que ya lleva 10.000 años.

Gracias a sus cerros y sus lagos, sus arroyos y picadas, a la belleza de su vegetación las cuatro estaciones, y también a su excelente infraestructura para el montañismo y la vida al aire libre, con senderos demarcados y refugios de montaña, el Parque Nacional Nahuel Huapi resulta el lugar ideal para practicar no sólo trekking, sino también escalada, ascensionismo, mountain bike, esquí, kayak, rafting, buceo, cabalgatas, parapente y todos los deportes en la naturaleza. Aquí sólo mencionaremos algunas de las opciones más destacadas; el área del parque es enorme, y a cada uno lo espera su aventura.

Trekking en el Cerro Tronador - Ventisquero Negro

El cerro Tronador, de 3.478 metros, es la cumbre más alta del Parque Nacional Nahuel Huapi. Su cumbre está permanentemente ocupada por diez glaciares en constante movimiento; el cerro debe su nombre a los constantes derrumbes y el estruendo de sus bloques de hielo. El Ventisquero Negro es un lugar privilegiado para observar esta actividad.

Desde Bariloche, se llega al Tronador a través de la ruta que conduce al Lago Mascardi, tras la bifurcación que lleva al cerro o al Lago Roca y Cascada Los Alerces. Apenas 77 kilómetros separan al cerro de la ciudad. Desde Pampa Linda, el valle de acceso al cerro, se accede sin dificultad al Ventisquero Negro por el camino principal, tras recorrer ocho kilómetros a pie o en bicicleta. Este glaciar en retroceso es alimentado por las constantes y estruendosas avalanchas de hielo que se desmoronan desde el Glaciar Río Manso, unos 700 metros más arriba, en la montaña. Se puede caminar sobre él con ayuda de grampones; no es necesario tener experiencia previa si se va con un guía autorizado.

También es posible llegar a través de un trekking que comienza con el famoso sendero al Saltillo de las Nalcas, una formación de dos saltos de agua ubicada muy cerca de Pampa Linda. Es necesario tomar el desvío que lleva al cerro Volcánico, y tras vadear el río Manso, al Paso de los Vuriloches (antiguamente empleado por los indios que cruzaban la cordillera), mallín chileno, Refugio Viejo y a las lagunas Cauquenes y La Rosada. El sendero sigue el río hasta el Ventisquero Negro; es conveniente pedir referencias antes de dejar Pampa Linda.

Otra opción es visitar el refugio Otto Meiling, situado a 2100 metros de altura, a 18 kilómetros de Pampa Linda. Se puede llegar hasta él a caballo, tras aproximadamente dos horas (después es necesario seguir el camino a pie durante una hora, sobre piedra y nieve). También es posible llegar tras cuatro horas de trekking por la picada demarcada. Desde el refugio se obtiene una vista privilegiada de los glaciares. Los amantes de la escalada pueden tomarlo como punto de partida para ascender a los tres picos del Tronador: el Argentino, el Chileno y el Internacional. Se trata de un lugar privilegiado para la práctica de escalada en hielo.

Cerro Catedral: esquí, trekking y más

El enorme cerro Catedral, ubicado a 22 kilómetros de Bariloche y accesible aun con transporte público urbano, ofrece enormes posibilidades a los amantes de los deportes y el aire libre. Durante la larga temporada de nieve, que puede durar incluso desde mayo hasta octubre, el Catedral ofrece el centro de esquí más importante de Sudamérica, con 50 pistas y 27 medios de elevación. También se practica snowboard y free-ride (esquí fuera de pista). Como complemento final, el centro de esquí ofrece máquinas para fabricar nieve si el clima no la ofreciera.

Para los iniciados, el cerro Catedral no es uno sino tres: Catedral Norte, Catedral y Catedral Sur, sucesivamente. Dentro de la innumerable cantidad de trekkings y recorridos para disfrutar, no podemos dejar de mencionar la clásica travesía Frey-Jakob, que une dos refugios tradicionales para los montañistas. Toma cerca de seis horas de travesía por senderos bien demarcados, partiendo del refugio Frey. Se bordea la laguna Tonchek y se sube hasta la laguna Schmoll y la "cancha de fútbol", así llamada por las formaciones de piedra que semejan tribunas. Luego se atraviesa el Valle del Rucaco y se asciende por el cerro Brecha Negra. Así se llega a la impactante laguna Jakob. Se trata de una travesía en la altura, con increíbles vistas panorámicas.

Kayak, rafting y canyoning en el río Manso

El río Manso tiene un nombre equívoco. En su sección Manso a la frontera, cerca de su naciente en los glaciares Manso, Castaño Overo y los Alerces de la ladera oriental del cerro Tronador, se trata ni más ni menos que de un río salvaje de aguas blancas, encajonado por estrechos barrancos y con frecuentes caídas de agua. Este río une los lagos Mascardi, Los Moscos, Hess, Roca, Steffen y Martin a lo largo de 100 kilómetros. Por sus características y la increíble belleza de su entorno natural, resulta ideal para practicar kayak, rafting y hasta canyoning, en grado IV. Los principiantes pueden comenzar por el Manso Inferior, de grados II y III. Turbulentos rápidos, cascadas y piletones aseguran la adrenalina.

Los lagos: buceo y más

La enorme cantidad de espejos de agua, junto a los que es posible acampar, es uno de los atractivos principales del Parque Nacional Nahuel Huapi. Las excursiones lacustres son un clásico del turismo barilochense, y en especial del enorme lago Nahuel Huapi, que llega hasta Chile. Las más conocidas son las que van a la Isla Victoria, al bosque de Arrayanes y a Puerto Blest.

Aunque las aguas son muy frías durante todo el año, es posible practicar buceo en casi todos los lagos. La experiencia depara sorpresas inolvidables, como moverse entre cardúmenes de truchas o conocer bosques sumergidos. Se recomiendan los lagos Mascardi, Gutiérrez.

El parque también abunda en lagunas como la Negra, Schmoll, Tonchek, Frías, Jakob o Hualahué. Muchas de ellas son de difícil acceso, ya que se encuentran en la altura, entre montañas; esto las hace preferidas por los amantes del trekking. También son lugares óptimos para la observación de aves acuáticas.

Por último, los amantes de la soledad pueden visitar los lagos Guillelmo y Steffen, muy retirados de los circuitos turísticos clásicos.

Travesía de los siete lagos en mountain bike

El Corredor de los Siete Lagos, que une los lagos Espejo, Espejo Chico, Correntoso, Villarino, Falkner, Traful y Hermoso a través de la ruta 234, es uno de los circuitos imperdibles del Parque Nacional Nahuel Huapi. Aunque durante la temporada de verano se llena de visitantes, vale la pena conocerlo (quizás fuera de los meses de más afluencia turística, enero y febrero). Una buena forma de conocer la región es recorrerla en bicicleta, para quien tenga un entrenamiento medio y una mountain bike a punto. En todos los lagos hay excelentes opciones para acampar, y el recorrido es paradisíaco. Si bien se trata de un trayecto por ruta, no faltan las subidas y bajadas de rigor en el terreno montañoso, y por todas partes se abren picadas y senderos que pueden llevar a lugares insospechados, incontaminados y hermosos. El circuito comienza en el pintoresco pueblo de Villa La Angostura, a 90 kilómetros de Bariloche, y finaliza en San Martín de los Andes, ya dentro del Parque Nacional Lanín.

Valle Encantado

67 kilómetros al noreste de Bariloche se encuentra Confluencia, el lugar donde se encuentran los ríos Limay y Traful. El lugar se ve como un gran lago, a causa de las aguas del embalse de la represa de Alicurá. El atractivo del lugar están en las curiosas formaciones de origen volcánico que le dan su nombre. Los picos de piedra asemejan castillos y catedrales góticas. La gran variabilidad en la dureza de sus rocas, provocó que la lluvia y el viento las fueran desgastando de manera despareja, tallando las llamativas figuras que dan el nombre a la zona. Las formaciones más conocidas son "El dedo de Dios" y "El centinela del valle".

Este lugar resulta ideal además para avistar al majestuoso cóndor patagónico, también llamado "el espíritu de los Andes". En esta región el cóndor tiene lugares adecuados de nidificación y dormideros, así como abundante alimento en los animales muertos de la cercana estepa.

Otros cerros y ascensiones

Se destacan también, entre muchos otros, los cerros Crespo, Cuyín Manzano, Campana, Milaqueo, Capilla, Cerro Santa Elena , Bastión, López y Catedral, con alturas que oscilan entre los 1800 y 2400 ms.

El Parque ofrece innumerables sendas o "picadas" para realizar caminatas en medio de una región agreste, de un encanto indescriptible. Una red de refugios de montaña, combinada con picadas de altura, facilita interesantes excursiones para los amantes del montañismo.

Recomendamos consultar siempre en el Club Andino Bariloche para información detallada acerca de ascensiones y trekking. El Club es hoy una de las más prestigiosas instituciónes de montaña de la Argentina. Fue fundado el 13 de Agosto de 1931 por Otto Meiling, Emilio Frey, Juan Neumeyer y Reynaldo Knapp, pioneros del montañismo en la zona. Allí se encuentran los mejores relevamientos cartográficos e información actualizada acerca de la región:

www.clubandino.com.ar
cab@bariloche.com.ar
+54-2944-422266

 

 

 

Ciudad Base: San Carlos de Bariloche

Toda la información acerca de esta ciudad. Cómo llegar por vías terrestre y aérea. Oficinas de turismo. Opciones para el alojamiento. Campings. Los refugios en las montañas (más información).

 



Proyecto de forestación en El Foyel: riesgos ambientales

El ambientalista y vecino de Bariloche Daniel Barrios, explica en esta nota los peligros ecológicos de reemplazar bosques autóctonos por reforestaciones foráneas. Esta operación amenaza actualmente los bosques patagónicos (más información).

 

Del Mascardi al Hess: una travesía otoñal

El aventurero Mauricio Bianchi se lanzó a un trekking pasado por agua entre los lagos Mascardi y Hess, en el Parque Nacional Nahuel Huapi. Fueron cuatro días intensos, en contacto con la naturaleza y, lo más importante: entre amigos (más información).

 

Vacaciones en bici: Una travesía por los lagos del sur argentino y chileno

Tres amigas emprendieron su primera travesía cicloturística por el sur argentino. Recorrieron el Parque Nacional Lanín y el camino de los Siete Lagos, para culminar el periplo en la ciudad de Bariloche. Era su primera gran aventura. Habría muchas más (más información).

 

Una travesía por los Siete Lagos en bicicleta

Los paisajes de la Patagonia deslumbran al que los pisa. Existen muchas formas de admirarlos. En este caso la ruta elegida es la provincial 234, más conocida como camino de los Siete Lagos, y el medio de transporte es una bicicleta (más información).


 



Copyright 2000 - 2007 Aventurarse.com

info@aventurarse.com




Carreras de Aventura por país