El Portal Latinoamericano de la Aventura y el Turismo

Suscribite
 
Elegí
Aventurarse
como página
de inicio

Agregá
Aventurarse
a tus favoritos

Recomendanos
a un amigo


Aventura a las nubes
Gustavo Lima - Aventurero

Uno de los circuitos que más me gusta es el camino a las nubes, un recorrido lleno de lugares, donde la historia y la naturaleza se unen para dar lugar a la aventura. Cada kilómetro que recorrido deslumbra al visitante con paisajes diferentes, pobladores llenos de anécdotas de pueblo, montañas, cerros y valles de diferentes características, que convierten a este recorrido en algo único.

Saliendo de la ciudad de Salta, a unos 30 kilómetros, comienza la aventura. Allí está Campo Quijano, pueblo dormido en el tiempo y conocido como el "Portal de los Andes". Este da paso a las nubes en la inmensa Quebrada del Toro, bañada por el río del mismo nombre, que resulta un serpenteante camino hacia el cielo, en medio de un paisaje de montaña increíble y salpicado por un sol intenso. Lugar de pueblos históricos, ricos en recuerdos y pobres en economía, con sus capillas coloniales y unas pocas casas hechas de adobe por la mano de algún lugareño quebrado.

El camino se hace cada vez más hermoso, hasta que aparece la impresionante ingeniería del hombre. Las vías del Tren a las Nubes, puentes colgantes y erguidos como un coloso de metal acariciado por el viento de la quebrada, se mezclan y cruzan con el camino, hasta elevarse majestuosas, esconderse y atravesar las montañas más altas.

Infinidad de veces se puede hacer este camino. Lo hice tantas veces y, sin embargo, me sorprende a cada paso. Cada vez encuentro algo más para enamorarme. De más esta decir que la fotografía es en el lugar una materia obligada y que en cada foto me llevo parte del él.

En las alturas

Se llega entonces a otra de las bellezas de este viaje que es el pueblo de Tastil. Con sus costumbres y esa historia guardada en el museo, recibe al visitante para mostrar parte de la rica historia prehispánica. Se trata de uno de los centros urbanos prehispánicos más importantes de Sudamérica.

En las Ruinas de Tastil, invaden al visitante los fantasmas de una civilización antigua. Los ojos que recorren el lugar poco pueden comprender la magnitud de este pueblo. Los recuerdos, mientras tanto, rodean todo lo que allí se yergue, y sólo moviendo un poco la tierra aparecen representados en pedazos de utensilios y cerámica rota. ¡Sencillamente, impresionante!

Continuando el viaje se llega a la Cuesta de Abra Muñano, a una altura de 3953 metros sobre el nivel del mar. Por un camino de cornisa, se vislumbra desde las alturas la Quebrada del Río Toro en todo su esplendor. Parada obligada para el mate, la cámara y el avistaje.

En su punto mas alto y haciendo sentir la Puna en cada respiración, está el Abra Pampa, punto mas alto del recorrido, con una altura de 5000 metros. Después, llega el momento de un necesario descenso hasta el pueblo de San Antonio de los Cobres, llamado así por estar cerca de la famosa Sierra de Cobre.

Viaje del corazón

Pero, antes de llegar al lugar y hacia la derecha, aparece en la lejanía un mar de sal que se mezcla con el cielo celeste: las Salinas Grandes de Jujuy. Al observar el lugar por primera vez, es imposible evitar la estupefacción y muy difícil pronunciar palabras.

La sal casi lastima la mirada de aquel desprevenido que llega sin sus necesarios anteojos. Un blanco manto, donde los famosos Hombres de Sal explotan la riqueza mineral, encapuchados y con sus lentes de protección, mientras su piel es castigada cada día la acción del viento, el sol y la sal.

Y, por fin, San Antonio de los Cobres recibe al viajero con sus lugareños siempre deseosos de hablar. Al llegar resulta inevitable verse rodeado por la singular simpatía de los niños del lugar. De regreso, otro paisaje, otras historias, las amistades se unen, la camaradería también y el viaje no se olvida, se queda en los corazones.

 

 

Para contactarse con Gustavo: www.portaldelasnubes.com

 



Copyright 2000 - 2007 Aventurarse.com

info@aventurarse.com




Carreras de Aventura por país