El Portal Latinoamericano de la Aventura y el Turismo

Suscribite
 
Elegí
Aventurarse
como página
de inicio

Agregá
Aventurarse
a tus favoritos

Recomendanos
a un amigo


Cicloturismo y seguridad: Consejos para evitar el robo de bicicletas.
Gustavo González - Experto Aventurarse.

1) Tratar de evitar las zonas cantadas (ojo, esto no significa que no se pueda pasar sin que suceda nada... simplemente hay una mayor probabilidad de que sí nos roben).

2) No salir solo. Salir en grupos de más de cuatro personas.

3) Salir con alguien que organice salidas. La gran ventaja es que:
·Se pedalea por un lugar seguro (no te metés en cualquier lado).
·Los grupos numerosos evitan que los ladrones se arriesguen.
·Se recorren lugares que no son habituales para los ciclistas (por que no son conocidos) lo que
implica que no se produzcan robos (no son zonas cantadas).
·Se pedalea por el campo, lejos de las zonas urbanas.
·Si el grupo está bien organizado hay handies y teléfono celular para avisar a la policía. Hay también un vehículo de apoyo que garantiza que si se rompe la bici o uno se cansa no queda tirado en el medio del campo.


LOS FERROCARRILES

Son una alternativa eficaz y de bajo costo para viajar con la bici y evitar el tránsito de Buenos Aires. En la mayor parte de los ramales, los servicios circulan a horario, muchos vagones se han reparado y están bastante bien iluminados. También, en general, las formaciones van con un guarda y personal de seguridad que... ¡atención! pueden estar en la otra punta del tren cuando nos roban la bici. Hete aquí algunos consejos luego de años de viajar en tren:

·No viajar en el furgón con nuestra querida máquina al lado. En determinados tramos de algunos ramales, es muy fácil que alguien se nos acerque a preguntar algo, con una púa solicite amablemente la bici y tranquilamente se baje del tren con ella.

·Si en el furgón hay algún caño, manija, ganchos o argolla y cadena en el piso, conviene atar la bici a ellos. Después hay que sacarle todo lo que sea fácil de robar (ciclocomputadora, caramañola, inflador, etc.) e irse a sentarse al vagón de pasajeros. Mirar de vez en cuando. Los chorros no saben de quién es la bici, y tampoco se van a meter al vagón a buscar al dueño para que la desate. Ante la dificultad no operan. El truco es mejor si los pasajeros que suben apoyan "sus cacharros" sobre la bici. ¡Qué importa que la rayen la bici, si la están ocultando de la vista de los ladrones!

·En los trenes diesel de TBA (ramales Victoria - Capilla del Señor; Ballester - Zárate; Merlo – Lobos y Moreno - Mercedes), el furgón no tiene nada donde atar la bici. El consejo es igualmente dejarla atada pero sentarse en el primer asiento del vagón, cosa de mantener la puerta abierta y mirarla atentamente.


ZONAS BRAVAS EN DONDE LA COMBINACION TREN Y BICI A VECES NO FUNCIONA

Así como hay zonas cantadas, hay tramos y ramales que es mejor no tomar si andamos con una
bici llamativa y cara:

TREN METROPOLITANO:
Ramal Haedo - Temperley.
Ramal Circuito entre Sourigues y Claypole hay dos estaciones (Zeballos e Ing. Dante Ardigó) que
están rodeadas de villas.
San Martín: la zona más peligrosa esta entre Hurlingham y San Miguel.

TRENES DE BUENOS AIRES:
Ramal Victoria - Capilla del Señor entre A. Schweitzer y Matheu (La estación Maquinista Savio es
la más nueva, pero es la peor).
Ramal Once - Moreno y Moreno - Mercedes: son bastante seguros porque hay pasajeros a toda hora.
Hay muchos punguistas pero quizás por el diseño de las estaciones (andén en el medio, con pocas
salidas y entradas y estas con molinetes) se robe menos.

Ramales eléctricos que de noche son peligrosos por la poca cantidad de pasajeros:
Ramal Retiro - Tigre entre Béccar y Tigre.
Ramal Retiro - José L. Suárez entre Ballester y J.L. Suárez.
Cabe aclarar que en los trenes diesel (servicio suburbano) de esta empresa los guardas y personal
de seguridad brillan por su ausencia en los servicios nocturnos.


CONSEJOS PARA CAMUFLAR LA BICI
A los propietarios de bicis muy costosas y llamativas, tipo las "Y" o las doble suspensión, les conviene disfrazarlas un poco para encubrir su verdadero valor.

·No comprar una bicis así sólo para pedalear por Palermo o el Tren de la Costa.
·Enmascararla con cinta.
·Sustituir los calcos que le dan prestigio por otros de ignotas o berretas marcas que circulan por ahí.
·Tenerla siempre embarrada, sucia y rayada (truco adoptado por quien esto escribe y otros coordinadores de bicisalidas, hasta ahora con buen resultado).
·Tener dos bicis: la buena para salir en grupo o viajar al interior, la mala o berreta para entrenar
andar por la ciudad.
·Comprarse una bici de muy buena calidad pero de una marca poco conocida (como mi fiel KHS). En varias ocasiones, pasajeros del tren me preguntaban cuanto valía... Contestaba "más o menos 150 pesos", y juro que se lo creían.


Más consejos

CON RESPECTO AL ATADO DE BICIS EN LA VIA PUBLICA:
·Nunca dejar la bici sin atar, por más rapido que sea el trámite.
·Evitar las cadenas finitas, más fáciles de cortar.
·Adquirir una linga tipo las de moto, bien gruesas. La única contra es su peso.
·Si la bici tiene cierres rápidos en la rueda delantera, conviene atarla con una segunda cadena o desmontar la rueda y atarla junto con la única cadena.


Algunas otra clásicas situaciones de robo

UNA PLAYERA CON DOS CICLISTAS: ¡¡Desconfíen!!. Se ponen al lado de uno, y el que va sentado en el caño o el manubrio se tira encima, agarra la bici y los dos se van
pedaleando.

PALAZO SOBRE EL HOMBRO: Generalmente agarra desprevenidos a los ciclistas. Es
poco lo que podemos hacer. Si se lo ve venir, tratar de esquivarlo o aguantarlo, y rajar a todo lo que da.

SICOLOGICA PELIGROSA:
Si se entra en diálogo con el chorro cuando pide la bici, conviene dársela sin problemas. Hablarle de que para qué se va a arriesgar a robarnos semejante porquería que no vale nada... que si anda necesitado de unos porros se le regalan treinta pesos y sin ninguna denuncia... puede generar dos cosas: que acepte o que no. Si es no, pueden suceder dos cosas: que nos mate o que se lleve la bici y los treinta pesos.

SICOLOGICA AUTO DEFENSIVA: Está comprobado científicamente que pensar que nos van a afanar mientras pedaleamos atrae a los ladrones. Por eso a despreocuparse y pedalear... si nos afanan... ¡mala leche!

NO FRENAR EN LOS SEMAFOROS: Truco bastante usado que impide que nos roben. Tiene sus contraindicaciones: se violan las leyes viales y se pone en riesgo la vida, ya que es factible terminar estampado contra la trompa de algún vehículo.

LLEVAR UN GAS IRRITANTE: Un pequeño aerosol que se consigue en casas de armas. Apuntando sobre los ojos del ladrón lo deja loco y da tiempo a rajar. Ojo, agarrate si llegás a fallar y el tipo anda "calzado".

MUDARSE DE BUENOS AIRES:
Ir a vivir a un lugar más tranquilo. Primero asegurarse un
empleo o un mercado en donde colocar nuestro producto o servicio si somos independientes.
Adquirir una vivienda y... ¡salir a pedalear tranquilo!.



Copyright 2000 - 2007 Aventurarse.com

info@aventurarse.com




Carreras de Aventura por país