El Portal Latinoamericano de la Aventura y el Turismo

Suscribite
 
Elegí
Aventurarse
como página
de inicio

Agregá
Aventurarse
a tus favoritos

Recomendanos
a un amigo


Segundo Buggy Extreme Caramba, 2000
José Antonio Delpiano -
Aventurero

Hace más de 4 meses que esperábamos este acontecimiento y ya estamos rumbo a Barreal, son 350 kilómetros desde Santigo, un pequeño pueblo que está a tan sólo 17 kilómetros de la Pampa del Leoncito. A nuestra llegada quedamos impresionados con los vientos y nuestra pista, un lago seco de más de 45 km2.

Junto a Juan Enrique Quiñones, nos encontramos al día siguiente con nuestros anfitriones argentinos, en las cabañas de Doña Pipa; Andrea Della Bianca, José Luis Baldessari, Agustina de Vedia, Lucas Tassone y Guillermo Fernandez. Muchos han desertado, pero al día siguiente llegarán Calixto y Manuel Rubio desde Chile.

En nuestra primera jornada nos tomamos con calma las cosas, los vientos comienzan muy suaves, pero más tarde tenemos rachas de mas de 40 km/h.

Desde un principio nuestros amigos demuestran sus habilidades, entre ellos Lucas, que pareciera haber piloteado toda la vida un buggy.

Dado lo extremo de la jornada optamos por volar algunos deltas que nos sacan de apuros, muchos de ellos prestados, ya que no íbamos bien preparados.

Terminado el día algunos de nosotros ya tenemos en el cuerpo las evidentes marcas de muchas caídas, pero muy entusiasmados con la jornada vivida.

Segundo día

Al otro día ya somos 9 pilotos, es el único día para Calixto y Manuel, los vientos no son los mismos, bordeando los 20 kilómetros por hora. Ya más confiados, aprovechamos a volar lo más posible, usando nuestros acostumbrados foils. De un momento a otro se detiene el viento y no sabemos que será del resto del día. Es tiempo de tomar fuerzas e hidratarnos.

Pasado el mediodía es un espectáculo ver tantos pilotos y la presencia de un carro a vela (Landsailer) bastante más pesado que los acostumbrados.

Los vientos retornan tardíamente, es hora de comenzar a buscar un récord de velocidad.

Ya de noche, y merecidamente, disfrutamos de un buen asado en las cabañas. Por supuesto que el infaltable Pisco Sour es nuestra carta bajo la manga.

Nota aparte fue el desarrollo de una mejora realizada en Santiago, con muy poca antelación. Dado que estábamos conscientes de la baja estabilidad de los buggys, por su reducido eje trasero, fue que junto a Juan Enrique y Calixto, se lo aumentó exitosamente a 140 centímetros de ancho. Con este buen resultado ya no habían peligros al tomar velocidades más altas de las acostumbradas.

Tercer día

Nuestro día comienza con la despedida de Calixto y Manuel, ellos deben regresar. Ya terminada la descarga de nuestros equipos, nos reciben gratos vientos. Es nuestro último día piloteando. No vamos a perder ni un minuto. Dentro de la rutina del día, tenemos nuevamente la compañía de carros a vela, esta vez son dos, se ha incorporado Ramón Ossa, de las Cabañas Doña Pipa. Disfrutamos ver que logramos fácilmente sobrepasarlos.

A lo lejos se ve una estela de polvo que avanza, un brillo y la silueta de un foil inmóvil. Es Andrea Della Bianca, y sin saberlo nosotros en ese momento, está batiendo un récord en velocidad. Al ver el velocímetro no podemos creerlo: 83,4 km/h. Es una nueva marca local para estos buggys.

Ha terminado nuestra aventura y parece que acabáramos de comenzar, ya que nadie quiere irse, pero nosotros nos vamos convencidos que la proximidad del lugar, nos permitirá muy pronto desafiar este imponente paraje. Será hasta el "Tercer Buggy Extreme Caramba" el año próximo...

 

 

Nota:

e-mail: jantonio@kiteschile.cl
web: www.kiteschile.cl

Toda la información del Buggy Extreme Caramba está en el Informe Especial que se publica en el portal.


 



Copyright 2000 - 2007 Aventurarse.com

info@aventurarse.com




Carreras de Aventura por país