El Portal Latinoamericano de la Aventura y el Turismo

Suscribite
 
Elegí
Aventurarse
como página
de inicio

Agregá
Aventurarse
a tus favoritos

Recomendanos
a un amigo

Excursión al Cerro Chirripo, Costa Rica
Saada de Lima
- Aventurera


Costa Rica es una tierra llena de maravillas naturales. Una de esas maravillas es el Cerro Chirripo, la montaña más alta de Centroamérica, con sus 3.820 metros sobre el nivel del mar. Se encuentra en el Parque Nacional Chirripo, declarado en 1982, junto a otras áreas de conservación vecinas, Reserva de Biosfera por las Naciones Unidas y Patrimonio Mundial (en 1983).

Dicha Reserva de Biosfera, denominada La Amistad, constituye un Parque Internacional compartido con Panamá y que abarca una gran porción de la Cordillera de Talamanca, el sistema montañoso más extenso de América Central. Es una de las once macro áreas de conservación de Costa Rica que, en conjunto, representan casi un tercio del país. Es también, un eslabón primordial en el Corredor Biológico Mesoamericano, proyecto que planea restaurar y mantener una ruta verde para la conexión natural y flujo de especies entre América del Norte y América del Sur, en lo que se ha denominado el macroproyecto del siglo XXI en el Continente: el Corredor Biológico de las Américas.

En La Reserva, se han registrado 400 especies de aves, 263 de anfibios y el 60 por ciento de todos los vertebrados e invertebrados de Costa Rica. Sus bosques son el hábitat de especies en peligro de extinción como la danta, el quetzal y seis especies de felinos, entre estos, el puma, jaguar, el tigrillo y el león brenero.

Por encima de los 2500 metros, en lo que abarca casi la mitad del área del Parque, predomina el Bosque Nuboso. A partir de los 3000, el Bosque Achaparrado. Desde los 3400 metros, las gramíneas y algunas plantas especializadas a intensos fríos de noche, insolación diurna y gélidos vientos. Esta zona guarda relación con los páramos andinos tropicales. La temperatura a estas alturas oscila entre 5ºC. y 20ºC., pero, gracias a la fuerza del viento y la alta humedad relativa, pueden alcanzar entre -3ºC. y -6ºC.

En las áreas más expuestas, en cierta época del año los vientos pueden alcanzar 125 kilómetros por hora. Se encuentran aquí todas las formaciones geográficas típicas de los lugares donde una vez hubo glaciares: lagos de origen glacial, amplios valles en U, morrenas y crestas (Los Crestones), entre otras.

Algunos datos útiles

Para hacer cumbre en el cerro Chirripo, es necesario pernoctar en el Centro Ambientalista ubicado a 3.200 metros sobre el nivel del mar, aproximadamente, a dos horas de la cima, en pleno páramo. No está permitido acampar en el área del Parque, a menos que pretendas dar la vuelta de tres o cuatro días, vía el Cerro Uran-Herradura. En ese caso, duermes una noche allí y en el resto de la ruta acampas. Es necesario -y obligatorio- reservar el cupo en el Centro Ambientalista. El costo de estadía (2001), por persona y por día, para extranjeros, es de seis dólares.

Conozco casos en los que las personas debieron regresar por falta de tal reservación. La misma se hace a las oficinas del Ministerio de Ambiente, cuyos teléfonos son: +506-7714836/+506-7713155. También puede hacerse directamente al albergue: +506-7708040.

Se pueden alojar allí hasta 40 personas. Para ir, debes cargar tus alimentos y puedes alquilar cocinillas de gas (3 dólares) propano-butano y cobijas, aunque lo mejor es llevar tu saco de dormir. Cuenta con dos camas literas por cuarto y baños compartidos. No posee agua caliente. Por la noche hay luz, generada por paneles solares, aunque sólo durante dos horas.

Para no perderse

Tomando el Centro Ambientalista como campo base, además de al Chirripo, puedes acceder a otros atractivos: Los Crestones (3721 metros), moles de roca parecidas a unas torres. Allí se practica la escalada en roca y las vías presentan diversos grados de dificultad, desde 5.6 a 5.11. Para ir, necesitarás subir cuerdas y todo el equipo de escalada en roca (durante el "verano austral", cuando el camino está seco, puedes alquilar mulas para carga. Pregunta en la posada de San Gerardo). Por la vía 5.6, en la "Aguja", hay unos anclajes, pero, ¡atención!, son precarios. Otros atractivos: la Sabana de los Leones, cerros Ventisqueros, Terbi y Uran, laguna Ditkevi, Valle de las Lagunas, todos a alturas cercanas a los 3.400 metros.

Para subir al Centro Ambientalista y al Chirripo, existen dos vías de acceso. Por Herradura, más largo, y que requiere un día más de caminata, o por San Gerardo de Rivas, 152 kilómetros al sureste de San José, capital de Costa Rica. Se necesitan unas 3 1/2 horas para llegar en auto particular. En cualquier caso, primero busca la vía a San Isidro de El General, y de allí a San Gerardo o a Herradura, según lo prefieras.

En ambos casos, la ruta es pavimentada en un primer tramo y con los últimos 10 kilómetros lastreada. Tanto en San Gerardo como en Herradura encontrarás posadas o albergues básicos. Una de ellas es Vista al Cerro, con baños aparte, con agua caliente, buena comida criolla y zona para acampar junto al río, además de presentar precios solidarios. Los teléfonos del lugar, para quien desee consultar, son: +506-3733365 / +506-7711866. Allí, te recibirán Rafael Fonseca y familia. Resulta mejor pasar la noche y comenzar la caminata temprano, en la madrugada, al día siguiente, ya que la humedad por las tarde es garantía de lluvia .

Desde San Gerardo, al Centro Ambientalista, son 16 kilómetros de caminata, ganando unos 2.000 metros de desnivel. Se espera hacerlo en unas 8 horas promedio, más o menos, dependiendo de las condiciones físicas y del peso que cargues.

Rumbo a la cumbre

Esta vez comencé a las 2:00 a.m., con veinte kilogramos de peso en mi morral. A las 6:45 me encontraba en el refugio Llano Bonito, aproximadamente a mitad del recorrido. No se permite dormir en este refugio, pero sí sirve para cargar agua. A las 8:00, continué la caminata arribando, al Centro Ambientalista, a las 11:30. Me acompañaban Juan Carlos Crespo y Manuel Quirós, queridos amigos, ambos de remarcable trayectoria deportiva.

El resto de la tarde lo destinamos a alimentarnos e hidratarnos. Al día siguiente, a las 3:30 a.m., un grupo guiado por Crespo salió del Centro Ambientalista, vía cumbre del Chirripo, desde donde tuvieron la dicha de contemplar el amanecer y uno de los paisajes más increíbles de Costa Rica: las líneas costeras de los mares Atlántico y Pacífico. La nitidez del paisaje es impresionante en esta época del año (invierno austral), no así en el verano austral, cuando abundan las quemas, incendios, polvo y bruma en el aire.

Otro grupo, conducido por Quirós, y donde me encontraba yo, salió sin prisas, y tras un buen desayuno, a las 7:00 a.m., vía Los Crestones y Chirripo, en sentido inverso. La vista fue excepcional desde Los Crestones, a 3.721 metros. Al llegar a la cima del Chirripo, ya estaban los bancos de nubes dejando ver sólo las misteriosas lagunas que lo rodean. El tercer día lo dedicamos a bajar de la montaña. Necesitamos algo más de cuatro horas para, finalmente, llegar a casa. Yo, en particular, deseosa de abrazar y celebrarlo con mi hijo, Luciano, de 5 y 1/2 meses.

 

 

Nota:

e-mail: saadadelima@hotmail.com
web: www.chamaru.com




Copyright 2000 - 2007 Aventurarse.com

info@aventurarse.com




Carreras de Aventura por país