El Portal Latinoamericano de la Aventura y el Turismo

Suscribite
 
Elegí
Aventurarse
como página
de inicio

Agregá
Aventurarse
a tus favoritos

Recomendanos
a un amigo


La "Orientación" y estrategia en las carreras de aventura

Pablo Bravo - Experto Aventurarse

En los últimos tiempos, puede notarse que las competencias de aventura que se realizan en Argentina y otros países de Sud América están cambiando su formato. En un principio, tanto en los circuitos como en los competidores de las carreras multidisciplinarias de aventura, podía notarse una importante influencia de deportes como el triatlón, haciendo que el desafío fuera fundamentalmente físico, donde prevalecía ante todo el entrenamiento y buen desempeño de los músculos en las disciplinas principales como el trekking, mountain bike y kayak.

Hoy en día se observa una importante transición hacia el formato de "carreras de expedición" donde cuestiones estratégicas, técnicas, logísticas y experienciales toman una importancia tal que se hacen fundamentales no solo para obtener una buena posición sino para simplemente completar la competencia.

En las carreras mas complejas de hoy en día (Desafío de los Volcanes, Salomon X-Adventure Tour, Circuito Expedición 24hs) podría decirse que cuestiones técnicas como la "orientación" pasan a ser decisivas a la hora de obtener un lugar en el podio.

En observaciones realizadas en una importante carrera de expedición del año 2004 en la zona de La Cumbrecita, Córdoba, se ha podido observar que los tiempos en un tramo de trekking entre dos puestos de control fueron de mejor performance en equipos de nivel físico regular que eligieron itinerarios criteriosos, a los tiempos logrados por equipos de nivel físico de elite que navegaron con "rumbos rectos".

Datos:

  • Los equipos de nivel físico elite navegando con "rumbos rectos" tardaron un promedio de 3 horas y realizando un esfuerzo físico para caminar 7,4 kilómetros y subir 700 metros de desnivel (ver recorrido rojo).
  • Los equipos de nivel físico regular que eligieron itinerarios más largos pero sin tantas subidas y bajadas tardaron un promedio de 2hs 30min realizando un esfuerzo físico para caminar 8 kilómetros y subir solo 400 metros.

Todo esto teniendo en cuenta que los equipos que estamos analizando ¡NUNCA se perdieron! Por lo que se deduce que en las carreras de expedición puede prevalecer la condición de ser buenos navegantes y físicamente no tan rápidos, ante ser físicamente fuertes pero malos navegantes.

En los casos de que los equipos se extravían en un trekking suele suceder que el tiempo perdido es realmente importante. El proceso de: tomar un mal camino, darse cuenta del error, volver al camino correcto, continuar la carrera habiendo realizado un esfuerzo físico extra, más el impacto psicológico que implica haber cometido el error, en ocasiones hace perder varias horas completas de carrera.

De este análisis se desprende que competidores con niveles físicos intermedios, podrían posicionarse mejor que equipos de muy buen nivel físico pero con un mal desempeño en la orientación.

Por otro lado, la orientación no es el único nuevo factor que influye en este tipo de carreras de aventura. Otros aspectos estratégicos como la planificación de descansos, la organización para cargar el peso mínimo necesario en cada etapa, una correcta alimentación e hidratación, la eficiente intervención de los asistentes en los campamentos y hasta el conocimiento de horarios de iluminación del sol y la luna para aprovechar estos recursos lo mejor posible en el itinerario, juegan un rol importante para mejorar los tiempos de competencia.

De aquí se desprende que la experiencia en carreras de expedición, la buena organización, la capacitación técnica en cuestiones de orientación y la buena estrategia; se hacen fundamentales para cualquier equipo de aventura que quiera pararse en un podio.

¿Cómo entrenarse en Argentina?

En lo que hace a la "experiencia en carrera" hoy en día existe una infinidad de ofertas de competencias cortas de una, dos o más disciplinas. Estas sirven principalmente para ganar experiencia en lo relativo a cada una de las disciplinas de base y sus transiciones, pero para el resto de las técnicas, claro está que pronto habrá que participar en circuitos de carreras de expedición sin esperar un desempeño brillante... de hecho estadísticamente cerca del 80% de los equipos que participan por primera vez de una carrera de expedición deben abandonar la competencia por algún motivo, generándose en este abandono una inexplicable pasión que hace que estos mismos equipos sean los primeros en inscribirse en la próxima carrera de expedición.

Con respecto a "la buena organización" no podemos decir mucho... disponer de los recursos humanos, técnicos y materiales en tiempo y forma no se aprende en ningún curso... mucho depende de la naturaleza de cada individuo. En general se observa que en el nivel de organización en la carrera se refleja que tan organizados son los integrantes del equipo en su vida cotidiana.

En cuanto a las "técnicas de orientación" se hace fundamental acceder a bibliografía o tomar un curso específico sobre lectura de cartografía topográfica y técnicas de navegación terrestre, pero estos libros y cursos no alcanzan. La brecha que existe entre la teoría y la práctica es tan amplia que se hace fundamental la participación en salidas a la montaña donde se puedan poner en práctica los conocimientos adquiridos en un escritorio o un parque. Para esto, en Argentina hace unos años que han surgido las competencias del tipo "Orientatlón" que se convierten en la mejor opción como para entrenar cuestiones técnicas y estratégicas para las carreras de expedición. En este tipo de competencia el desafío está en lograr una buena lectura del mapa para luego trazar una estrategia eficiente y no perderse en el terreno.

Por otro lado, el "Orientatlón" puede ser practicado por todo tipo de personas... no es solo para expertos. Lo curioso es que ¡no gana el que corre mas rápido!... sino el que consigue la mejor estrategia a la hora de elegir los puntos de control por los cuales pasar. Dichos puntos tienen distinto valor y están distribuidos en la montaña de forma que haya algunos accesibles y fáciles de encontrar, pero también otros en lugares extremos con complejidad física y técnica. El secreto está en que en el tiempo de la competencia es imposible acceder a todos los puntos, entonces hay que decidir cuántos y cuales serán los que se intentarán encontrar.

La "estrategia de carrera" es algo difícil de entrenar, ya que para lograr realizarla de forma eficiente, hace falta una combinación de profesionalismo en los tres aspectos anteriores (más un poco de picardía). En varias oportunidades se ha visto que se realizan alianzas entre equipos para recorrer juntos tramos peligrosos, o incluso que equipos punteros con miedo a perderse se queden a esperar equipos más lentos para seguirlos en un tramo de difícil orientación y luego acelerar cuando el terreno lo permita.

 

 

Notas:

"Navegación" Terrestre

Si bien la palabra "navegar" nos hace pensar en actividades náuticas, en realidad se entiende por "navegación terrestre" a la técnica de desplazarse sobre la superficie de la tierra conociendo en todo momento la posición. En condiciones de visibilidad normal, estas técnicas son relativamente sencillas, pero cuando la noche o la niebla no nos deja ver más allá de unos pocos metros, caminar por desiertos y montañas sin perderse se hace realmente difícil.

Técnicas especiales para competencias

En el caso de las competencias con orientación, tanto las herramientas de navegación como las técnicas para usarlas correctamente son algo distintas a las que se aplican por ejemplo en el montañismo. En plena carrera es necesario poder mirar y orientar el mapa sin detenerse, para eso existen brújulas especiales "de pulgar" para ser utilizadas en las etapas de trekking y portamapas rígidos giratorios para las etapas de mountain bike. De todos modos, nada reemplaza a la calidad del navegante, que depende de su habilidad para la interpretación de relieve en base a lectura de cartografía topográfica y posterior planificación del recorrido.

¿Qué es el Orientatlón?

Es una competencia de aventura en sierras y montañas, que combina trekking y la estrategia para elegir el mejor camino con ayuda de mapa y brújula.

¿Quiénes pueden participar? El evento está diseñado para que puedan participar individualmente o en equipo de dos personas, todos los que se animen a caminar por las montañas, desde atletas con experiencia, hasta los que hayan salido alguna vez a hacer trekking. En categorías por sexo, mixtos, mayores, incluso padres e hijos podrán participar.

¿Tengo que ser experto en orientación? No, con solo una idea de mapa y brújula se puede participar. El día anterior al evento existe la posibilidad de complementar conocimientos con un minicurso que se dicta a competidores. En el caso de los expertos, podrán decidir un recorrido realmente exigente, poniendo a prueba de forma extrema sus conocimientos de orientación y estrategia de carrera, convirtiéndose éste en el mejor entrenamiento de orientación para competencias de multiaventura más largas y complejas.

¿Cuánto dura? Un mínimo de seis horas y un máximo de dos días dependiendo de la zona. El circuito anual tiene varias fechas en distintos lugares y con diferentes organizadores expertos en cada una de las zonas. En la sección carreras de Aventurarse.com están los datos de cada uno de ellos con información de inscripción, reglamentos, etc.



Copyright 2000 - 2007 Aventurarse.com

info@aventurarse.com




Carreras de Aventura por país